Analicemos



Mariano Rajoy Brey, eje central de la campaña electoral de la PP, perdió anoche unas elecciones en las que se había empeñado en hacer campaña pese a que él no se presentaba en ningún municipio, llevándose por delante a su propio partido que ha sufrido una debacle de proporciones descomunales y un fracaso que no por asumido y conocido antes de que nos pasáramos por las urnas deja de ser la peor derrota jamás cosechada por una formación política en el poder desde 1978.

Si Mariano no presenta hoy mismo su renuncia a la candidatura de las Generales de final de año, la PP corre serio peligro de desaparecer, cosa que qué quieren que les diga, puede que incluso sea beneficiosa para la democracia expañola.

No solo lo han perdido todo, y cuando digo TODO, ES todo, es que además se van al garete, como decíamos aquí. Y se van al garete con el consentimiento de las bases y de los cargos del partido que ni han movido ni parece que tengan intención de mover un dedo para evitarlo. A tal grado de envilecimiento, desidia y desprecio a sus electores han llegado los cargos de la PP, antaño considerados por muchos los mejores cuadros de la partitocracia tardo-franquista que alumbramos en el 78.

No voy a llorar, qué quieren que les diga. Hoy ha salido un sol precioso. Yo me he ido a hacer deporte como todas las mañanas, luego comeré y me dedicaré a lo mismo que me dedico a diario. Pero hoy sé que en unas dos semanas como mucho, gente a la que creía decente y preparada y que me han demostrado ser algo muy diferente estará en la cola del INEM, como yo. Y no me dan ni un ápice de lástima. Al contrario, me alegro de que su propia egolatría, su incompetencia, su endiosamiento y su prepotencia, les lleve a donde merecen estar: a la cola del paro. 

La PP tiene por delante una difícil tarea. O le dice adiós a Mariano el traidor o se va por el sumidero y desaparece la única fuerza política capaz de aglutinar a la derecha en Progrelandia. Va a ser divertido ver como se resuelve esto, aunque pienso que se van a inmolar por el bien de su líder, como buenos esclavos borreguiles que es en lo que se han convertido la mayoría de los cargos de lo que algún día fue un gran partido y ahora cada vez más se parece a una secta de radicales.

Si difícil es la tarea de la PP, lo de la PSOE es, analizando los datos una caída en picado que les lleva irremisiblemente a convertirse en el Partido Socialista Andaluz, cosa que será muy mala para los andaluces, que con su pan y sus votos se lo coman y estupenda para el resto de Expaña, pues como he dicho en no pocas ocasiones, la PSOE, por el bien de España, y como pago al terrible daño causado a la nación, MERECE desaparecer. Si bien parece que tiene más vidas que un gato y aún les veremos agonizar durante un largo tiempo. Hay que reconocer que Mariano el inane les ha hecho un buen boca a boca que alargará su agonía. Que Pedrito nos quiera hacer creer que les ha ido de maravilla, mientras es devorado por los podemitas sin al parecer percatarse de qué está pasando, es su problema. Eso si, tardarán en morir y morirán matando. Es su naturaleza, como la del escorpión.

C's simple y llanamente no ha dado la talla. Ni es decisivo, ni parece que vaya a pintar nada a futuro en ningún sitio de postín. Será como mucho bisagra en municipios pequeñitos y poca cosa más. Y esto en si mismo podría ser una magnífica noticia si sirviera para evitar que la bisagra sean los nazionanistas que son otros que han sufrido una debacle no tan estruendosa como la de la PP, pero si bastante sonada, pero no dan para más, de momento.

Finalmente nos quedan los Podemitas, que pese a que no han obtenido un resultado espectacular como se las prometían, están felices y contentos. Como los habitantes de Barcelona y Madrid que pronto van a disfrutar de las mieles de tan preparados y magníficos dirigentes. También va a ser divertido ver como los padece la repipi burguesía catalana y algunas almas cándidas madrileñas. Va a ser MUY divertido, insisto. Si bien sigo pensando que hay una generación que no merece a los podemitas, como expliqué aquí, cada vez tengo más claro que a Progrelandia le hace falta disfrutar durante al menos un par de décadas de un buen régimen comunista que abra mentes, limpie giliprogreces y ponga a cada cual en su sitio. La generación logsiana se lo tiene MUY merecido, y si bien eso aún tardará al menos una legislatura o dos en producirse, llegará. Y repito, algunos se lo tendrán MUY bien merecido. 

Y pese a todo lo anterior, aquí no ha dimitido nadie salvo la de UPyDEP que además lo ha hecho a medias. Y es que no somos Inglaterra, qué le vamos a hacer. Eso de dimitir es propio de países atrasados y sin duda fascistas, ¿no creen?

Así están las cosas. Ahora toca ingobernabilidad... Como en Grecia hace unos años. Porque no somos Grecia pero estamos calcando sus pasos con una precisión apabullante.

Para el que no haya seguido lo de Grecia, se lo cuento. Después de la inestabilidad (una legislatura), viene una victoria pírrica de los mismos que nos llevaron a la crisis (allí fue el PASOK, adivinen quien sería aquí). Y luego, en la siguiente legislatura, llegó Siryza. No somos Grecia, de acuerdo, aquí algún idiota aún paga impuestos. Pero cada vez nos parecemos más... Y más... Y más... Y seguimos calcando sus pasos...

Disfruten lo votado señores.