Lo de Venezuela...

Recuerdo que en 2009, cuando visité Caracas, lo primero que se me ocurrió fue que allá donde miraras se visualizaban cosas que se parecían mucho a Cuba, que había visitado unos años antes y lugar al que juré no volver jamás en mi vida, cosa que he cumplido a rajatabla. De eso os contaré otro día, cuando venga al caso. 

Sin ser Cuba, aquello, se le parecía bastante, aunque aún no se había descendido la pendiente irrefrenable que se ha alcanzado con el de los pajaritos, y aún existían lugares en los que te podías sentir, casi, en un país medianamente civilizado.

Venezuela, por aquel entonces, empezaba a mostrar síntomas evidentes de la degradación que produce cualquier estado comunista en sus ciudades, en su ciudadanía y en su economía. 

Yugo Chávez estaba en pleno apogeo en sus tareas, pero aún quedaba algo en pie de lo que se veía había sido un país próspero, rico y bastante avanzado.

Así se lo hice saber a una de las maravillosas personas que conocí en mi estancia, un inteligente profesor universitario, al que llamaré Guillermo con el que mantuve esta conversación que transcribo de memoria y en la que me advirtió:

Guillermo: "Tiene usted toda la razón del mundo y efectivamente, nos estamos cubanizando. No le gusta, ¿verdad? Pues tome nota porque pronto tendrán ustedes esto en España. Nosotros nos cubanizamos mientras ustedes se venezualizan..." 

Orwell67: "¿Cómo? respondí yo incrédulo. Zapatero está loco, pero esto... "

Guillermo: "No, no, mi querido amigo, no va a ser Zapatero. Ese es sólo un tonto vanidoso e inútil. Poco más. No voy por ahí, su democracia está más o menos a salvo con el Partido Socialista español. El peligro llegará de otro lado..."

Orwell67: "¿De donde si no es del loco que nos desgobierna y que encima ha renovado para 4 años más?"

Guillermo: "Mire usted, hay aquí un nutrido grupo de profesores universitarios españoles que están aprendiendo como implantar esto en España. Los financia Chávez y pronto, muy pronto van a tener ustedes un gobierno chavista en su país, créame, sé de lo que hablo".

No podía yo imaginar cuan cierta era la advertencia de mi estimado Guillermo. Ni él ha podido saber nunca como até cabos años después, en 2014, cuando por fin comprendí en toda su dimensión aquella conversación premonitoria. Guillermo me habló de Potemos, antes de que ni yo, ni nadie en España, supiera de su existencia.

Esta mañana mientras escuchaba a @ldpsincomplejos he recordado la conversación con mi admirado profesor del que hace años que no sé nada, ni si vive, ni si se ha podido exiliar, cosa que deseo fervientemente, si bien soy consciente de que de haberlo hecho hubiera contactado de una u otra forma...

Comparto con @ldpsincomplejos la afirmación de que, afortunadamente para cualquier demócrata, ese tiránico, repugnante y asesino Régimen, va a caer. Si bien creo que será algo más complicado de lo que él sugiere. 

Soy optimista al respecto y creo que efectivamente, el Régimen caerá, si bien, creo que el Tirano se va a ir de rositas. Es muy probable que acabe refugiado en Cuba, donde podrá disfrutar de lo robado. Y dudo mucho que sus secuaces y colaboradores, en especial el repugnante Zapatero, paguen por lo hecho... 

Probablemente, también se irán de rositas.

De toda esta situación, no obstante, sí hay algo muy, pero que muy positivo. Y es que se están retratando todos y todas, que diría el usurpador Sánchez

Y algunos están quedando especialmente mal en la foto, a saber: La UE, el usurpador, el repugnante Zapatero (que al igual que el de los pajaritos, debería pasar también por la Corte Penal Internacional), la Organización de Dictaduras Unidas, PacoPope y ¡cómo no! los podemitas, a los que no les llega la camisa al cuerpo y huyen despavoridos, no sea que si cae el de los pajaritos, se sepa toda la verdad y los españoles comprueben a qué nivel de bajeza moral han llegado los que se proclaman "salvadores del pueblo".

Queda mucho camino aún por recorrer y esto, por desgracia, aún no ha acabado, si bien se ponen las cosas bastante de cara para acabar con otra Dictadura asesina y comunista, disculpen la reiteración.

Urge aprender bien la lección de Venezuela y espero, ingenuo de mi, que una vez caído el Tirano, lo que salga a la luz, una vez expulsados los narco-chavistas de sus poltronas, que va a ser mucho y desagradable, sirva de una vez por todas, para que los Organismos Internacionales decentes, si es que queda alguno, inicien esa labor de ingeniería social que se emprendió contra el nazismo recién acabada la Segunda Guerra Mundial y que dura hasta nuestros días, y se aplique algo idéntico de una vez por todas con el Comunismo, esa asquerosa ideología que debería ser prohibida en TODO el planeta, la misma condena y el mismo arduo trabajo que ha conseguido que se identifique aquello con el horror. Y eso, es urgente y necesario, puesto que el Comunismo es un horror todavía peor que aquel que nunca ha sido convenientemente juzgado y repudiado.

Mientras no se haga con el comunismo lo que se hizo con el nazismo, siempre estaremos en peligro de que otro iluminado amigo de los pobres, vuelva a intentarlo.

Porque 102 años después, los responsables de tanto desastre, que por cierto JAMÁS pidieron perdón por sus desmanes, siguen con la cantinela de que "es que esto no era". 

Pues oiga, no hace falta probarlo más, porque es que siempre, siempre, siempre, siempre acaba igual: con millones de muertos, con miseria, con exiliados y con hambre, muchísima hambre...
 
A ver si esta vez aprendemos la lección de una puñetera vez.